Álvaro Valverde Álvaro Valverde Fotografía: Pedro Gato manuscrito alvaro valverde WEB OFICIAL
Bienvenidos

Álvaro Valverde

    ”La poesía pertenece sin duda a la tradición del humanismo y queda indefensa ante la barbarie común”. Estas palabras del poeta polaco Czeslaw Milosz cobran nueva vida, si es que alguna vez la perdieron, ante los acontecimientos de violencia terrorista que acabamos de recordar, que nunca olvidamos, los que han inaugurado oficialmente el primer siglo del nuevo milenio, ése que se anunciaba como un tiempo distinto en lo que al comportamiento cívico, espiritual y moral de los seres humanos se refiere. Vemos, sin embargo, que la crueldad no cesa, que nunca termina esa violencia múltiple, no unidireccional, ejercida por unos contra otros, de múltiples y complejas maneras.¿Qué puede la poesía contra ella? ¿Qué fuerza es capaz de ejercer algo tan frágil, tan leve, tan misterioso, tan pobre? Y, sin embargo, no es necesario repetir la pregunta retórica de Adorno.

ÁV por Carlos Santiago

Foto: Carlos Santiago

Después de Auswitchz, después de Beirut, después de Sarajevo, después de Nueva York seguimos escribiendo poesía porque sólo ella puede salvarnos de tanto y tan pertinaz horror; porque sólo ella es capaz de poner en sintonía nuestra cabeza y nuestro corazón, los sentimientos con las ideas; porque sólo ella, en fin, acierta a mostrar a través de la belleza (que no es sino el comienzo de lo terrible) la verdad de nuestra humana, desvalida condición.

 

Áalvaro Valverde

Novedades

Porque olvido. Diario 2005-2019

Siempre quise llevar un diario. En las agendas, libretas y cuadernos que hay por casa no faltan, entre versos y veras, anotaciones personales acerca de lo que a uno le había ocurrido o le estaba sucediendo o se le pasaba por la cabeza en un determinado momento. Y eso desde que empecé a escribir, al final de la adolescencia. La misma época en que comencé a leer con la pasión debida los diarios de otros, un fervor que no ha cesado. Sin embargo, fui incapaz de mantener un diario con la debida asiduidad y la obligada exigencia hasta que el 2 de mayo de 2005 inicié la publicación de un blog. De ese blog nace Porque olvido. Está publicado por la Editora Regional de Extremadura en su colección Perspectivas. La ilustración de su cubierta es del fotógrafo belga Charles Corbet. Su título: «Melancholia». Se trata de un precioso autocromo, datado hacia 1910. La primera vez que vi esa sugerente, misteriosa imagen me encantó. La usé en mi blog por primera vez el 8 de agosto de 2017, día de mi cumpleaños. El resto ha sido obra de Juan Luis López Espada (muito obrigado). Según creo, ha acertado de lleno.

Álvaro Valverde
Escaparate

Libros

Uno de los dos reinos

Poesía y Paisaje

la poesía es también palabra en el espacio

En la poesía de Álvaro Valverde, según Javier Morales, siempre hay un espacio para la naturaleza. Autor de referencia en el actual panorama literario español, Valverde ha residido toda su vida en la ciudad del Jerte. ”Lo extraño, asegura, sería que en mis poemas no aparecieran árboles o pájaros”.

El cuidado del lenguaje, la búsqueda de la palabra precisa, la austeridad, tan presentes en su poesía, guardan una estrecha relación con la mirada que tiene Valverde hacia la naturaleza y se erigen en un contrafuerte contra las prisas. “Resistencia y poesía son conceptos que se llevan de maravilla”, asegura. Poeta reflexivo y meditativo, en su obra la naturaleza está muy presente.

”Mi vida está unida a la naturaleza desde que tengo uso de razón, y antes. Mis padres eran muy campestres. Cuanto circunda Plasencia (los valles del Ambroz y del Jerte, La Vera, Las Hurdes, Monfragüe…) han condicionado mi mirada, uno de los dos reinos, junto al de la memoria, decía Valente, donde se constituye el poeta. Lo extraño sería que en mis poemas no aparecieran árboles o pájaros. Siquiera sea a costa de que te califiquen de poeta ‘agropecuario’. Por aquí (a diferencia de lo que sucede en la lírica anglosajona, pongo por caso), se asocia modernidad a urbanismo, cuando en poesía lo que importa, al fin y al cabo, es el lenguaje. Será, claro, que uno, poco imaginativo, es incapaz de fingir y lleva a los versos su propia vida. Lo que siente y piensa. A ello habría que añadir mi obsesión por la noción de lugar. Acaso porque, con permiso de Machado, la poesía es también palabra en el espacio.”

 

Entrevista completa aquí

En Yuste. Foto: Salvador Retana.

Álvaro Valverde

alvabe@gmail.com